El PSOE de Dos Hermanas persiguió las filtraciones a la prensa en el «caso Varela»

La Audiencia rechaza la denuncia al candidato de Cs que fue extorsionado, Manuel Varela. El portavoz socialista, Agustín Morón, exigió a varios periodistas de medios subvencionados por el Ayuntamiento que revelaran quién era su fuente

El concejal del PSOE de Dos Hermanas implicado en el chantaje al candidato de Ciudadanos en las elecciones municipales de 2015 ha intentado durante el proceso «matar al mensajero». Agustín Morón, portavoz socialista del Ayuntamiento de Dos Hermanas y mano derecha del alcalde, Francisco Toscano, denunció al presuntamente chantajeado, Manuel Varela, por supuestas filtraciones a la prensa de todos los detalles del caso. Y en su persecución a los periodistas para evitar que se supieran los entresijos de la investigación judicial en la que estaba implicado, Morón llegó incluso a aportar a la Fiscalía pantallazos del móvil de algunos informadores para demostrar que el filtrador era Varela. Además, exigió a varios medios, entre ellos ABC, que desvelaran ante el juez el origen de estas informaciones. Pero su estrategia para frenar el desprestigio que este caso ha generado a su partido no ha funcionado. El juzgado de instrucción número 7 de Dos Hermanas ya emitió una sentencia en la que reprochaba a Morón su intento de frenar las filtraciones y ahora la Audiencia Provincial ha ratificado este fallo añadiendo que, además de que no se puede demostrar quién es el filtrador, las informaciones publicadas no incurren en ninguna irregularidad.

En este fallo del 13 de abril, al que ha tenido acceso este periódico, la Sección Primera de la Audiencia de Sevilla explica que «no ha quedado acreditada la autoría del denunciante Manuel Varela, pues no existe prueba directa sobre que fuera él quien remitiera o filtrara parte del contenido del sumario». Además, la sentencia revela que «los medios de comunicación a los que el instructor remitió oficio para que informaran no respondieron, y ni siquiera el periódico El Nazareno o Prensa Nazarena» cuyo director es uno de los investigados, «proporcionó información acogiéndose al derecho de no desvelar la identidad de su fuente». No obstante, Morón logró que algún informador le enviase «pruebas», pero no han servido para llevar a cabo su caza de brujas. «Consta un correo cuyo remitente es Manuel Valera, pero no consta destinatario», dice la sentencia, que recalca que «no existen serios indicios, ni dato objetivo alguno, que permita concluir la autoría del denunciante, ni siquiera el contenido de la supuesta información facilitada a los medios de comunicación». En su intento de perseguir las filtraciones, el concejal socialista aportó «una conversación de wasapp mantenida entre el recurrente y un periodista referida a filtraciones del señor Valera». Morón reclamó a varios periodistas de medios subvencionados por su propio Ayuntamento que revelaran su fuente y en algún caso lo logró, pero ante el juez no identifica al informador que quebrantó el código deontológico de la profesión. Además, «son capturas de pantalla de teléfono móvil, cuyo origen se desconoce, así como también se desconoce la supuesta información» filtrada a este periodista.

Pero si esto no fuera suficiente, la Audiencia añade que «no cabe duda de la relevancia pública del presente asunto y la amplia información que sobre el mismo han realizado los medios de comunicación, pero de lo actuado y, del testimonio remitido , en la presente pieza, no queda acreditada la autoría» de las filtraciones. Y aclara un detalle muy importante sobre las informaciones publicadas en este tipo de procesos. «Hay que tener en cuenta que a pesar de la habitual filtración a los medios de comunicación del contenido de actuaciones judiciales existe una especial dificultad para la imposición de las sanciones recogidas» en la ley por la «dificultad de identificar al autor de aquellas filtraciones por una parte y a las diversas interpretaciones que ofrece el término contenido del sumario en el referido precepto». Para la Sala Primera, la expresión «diligencias del sumario», que son las que la ley prohíbe difundir, «se refiere a las diligencias de instrucción, es decir, a una declaración (su contenido), una pericial…, no a las resoluciones en las que se acuerda la práctica de alguna diligencia o en las que se incoa el procedimiento, sin ofrecer detalles de la instrucción».

Agustín Morón fue excluido de la investigación en la fase final de la instrucción, pero durante todo este proceso estuvo imputado por el presunto chantaje al candidato de Ciudadanos en Dos Hermanas en 2015, Manuel Varela, por el que se le obligó a renunciar a su candidatura un día antes de las elecciones a cambio de que no se difundiese un vídeo que le comprometía personal y políticamente. No obstante, Morón ya ha sido condenado por la vía civil a indemnizar con 60.000 euros a Varela por atentar contra su derecho al honor después de haberle insultado en un Pleno del Ayuntamiento.

Via de la noticia. ABC DOS HERMANAS

El portavoz del PSOE de Dos Hermanas, Agustín Morón Foto de – ABC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies